12 nov. 2006

Flexografía: el test de máquina




El test de máquina es una prueba que se realiza para verificar que la máquina flexográfica y demás elementos que participan en la realización de un trabajo impreso dan los resultados esperados tanto en funcionamiento correcto como en una producción de calidad, es decir, se trata de asegurar la calidad de un buen trabajo.
Este test o prueba suele realizarse al comprar la máquina y una vez al año.


La prueba o test, consiste en la impresión de un test a cuatricomía donde están impresos diferentes elementos de control de la impresión (elementos realizados en la plancha del test de máquina) y que son los siguientes:

1. las cruces de registro o micropunto: sirven para realizar el montaje y controlar el registro de todos los colores.
2. los parches para el control de presión: sirven para controlar la presión de la plancha.
3. las cuñas de seguimiento: sirven para controlar toda la tirada y analizar repetitivamente varios trabajos.
4. el balance de grises: nos sirven para hallar el gris neutro y saber el porcentaje de punto y densidad con el cual se formará utilizando Y, M y C.
5. los parches para la ganancia de punto: sirven para controlar la ganancia de punto a través de la trama.
6. el control de impresión: son unas pequeñas cuatricomías que nos sirven para realizar un análisis visual completo.

INFORMACIÓN QUE NOS APORTA
Una vez realizado el test, evaluaremos la impresión desde la información que nos aportan los controles puestos:
_punto de impresión: debe ser redondo, perfilado y lleno.
_densidad tonal: en las masas, la tinta debe ser de un 100%
_contraste de impresión: que la imagen posea contraste (no sea una imagen plana)
_transparencia y trapping: que la superposición de las tintas sea lo esperado además de controlar el grado de grisibilidad.
_deformación o sluring: que no aparezca este problema en el punto, es decir, que no sea ovalado.


COSAS A CONTROLAR EN EL TEST
Además tendremos en cuenta los elementos básicos que intervendrán en este tes, tales como:
- los cilindros anilox: deben estar limpios y cada uno de los cilindros para C, M, Y, K deben tener la misma lineatura y volumen.
- las tintas: deben ser vírgenes, frescas (de reciente fabricación) y con la viscosidad adecuada.
- la máquina flexográfica: los cilindros portaclichés deben estar alineados, ser concéntricos y paralelos, los cojinetes no deben tener juego, el tambor central debe trabajar a la temperatura indicada por el fabricante y con una presión correcta, y por último, las rasquetas deben estar limpias y en perfecto estado, a ser posible, que sean nuevas.



Etiquetas: